Talleres Garcia Martinez e Hijos SU TALLER DE CONFIANZA

-->

MANTENIMIENTO DE LAS LUCES DEL AUTOMOVIL

Posted by on May 29, 2018

Es uno de los sistemas de seguridad más importantes del coche, ya que no solamente nos ayudan a ver, sino que también marcan nuestra presencia al resto de los conductores que estén circulando. Nos referimos a las luces. El sistema completo de luces, según la DGP hay que cambiarlo cada dos años. Como estamos recomendando siempre en Talleres García Martínez e Hijos, siempre hay que llevar un buen mantenimiento de nuestro coche, y no hacerle la revisión siempre que salgamos de viaje.

No solamente llevar un juego de repuesto en el coche, sino que también hay que comprobar que los faros estén equilibrados y que estén limpios y pulidos en todo momento.

 Imprescindibles para nuestra seguridad y para el resto de usuarios de la vía. El sistema de alumbrado tiene una importancia vital a la hora de evitar accidentes, tanto por el extra de seguridad que nos aporta cuando podemos ver la vía totalmente iluminada, como por las molestias que dejamos de causar al resto de conductores con nuestros faros fundidos o desequilibrados.

Por ello, la DGT recuerda quelas luces deben ser cambiadas cada dos años o cada 40.000 kilómetros, ya que un fundido no debe ser el único motivo para su sustitución. Hay que tener en cuenta que conforme pasan los meses y los kilómetros, nuestro sistema lumínico perderá intensidad y eficacia, por lo que puede provocar ese efecto “tuerto” cuando otros miran por sus retrovisores.

A lo anterior, añadimos la obligación de repasar cada cierto tiempo la posición de las luces, ya que los baches y el mal estado de la carretera en general puede afectar a la altura de los mismos, pudiendo provocar deslumbramientos con uno de los faros. También resulta clave devolver la altura de los faros a su posición original si los hemos tocado al llenar el maletero del coche o mantenerlos limpios y pulidospara evitar que la suciedad impida su buen funcionamiento.

Talleres García Martínez e Hijos quiere evitar este tipo de sorpresas, las luces no están correctas y hay que ir al taller, y claro esta siempre nos fijamos cuando estamos apunto de salir de viaje. Por ello siempre recomendamos un buen mantenimiento y visitas periódicas a nuestro taller de confianza.